AMRIK. La presencia árabe en América del Sur
Noroeste argentino, 2005

Poyecto fotodocumental colectivo organizado por el Departamento Cultural del
Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federativa de Brasil

La mujer árabe inmigrante y la comida como instrumento de transmisión cultural

Mas del diez por ciento de la población argentina es de origen árabe. En diferentes oleadas, por mas de un siglo, familias de inmigrantes se asentaron en casi todo el territorio. Mayoritariamente llegaron de Siria y Líbano aunque mas recientemente también lo hace una gran cantidad de palestinos. El Noroeste Argentino es tal vez la región donde mas arraigo tiene la cultura árabe tanto por razones históricas como por el gran número de inmigrantes arribados y sus descendientes.

En muchas culturas –y la árabe no es una excepción– la mujer tuvo históricamente un rol secundario y muchas veces de sumisión frente a la presencia masculina. Sin embargo, suele ser la responsable de la gigantesca tarea de conservar y transmitir valores y tradiciones, de generación en generación. Y cuando la patria quedó lejos, esta responsabilidad se siente con mas peso todavía.

Entre los varios instrumentos de los cuales se vale, los platos típicos son una fuente inagotable de recuerdos y referencias vinculados al modo de vida y a los afectos de los lugares de origen. A partir de la reunión familiar alrededor de una fuente con alimentos se disparan las conversaciones y los relatos, las anécdotas y las historias de antaño. De este modo, el valor simbólico del alimento se ve multiplicado.

Por otro lado, la comida, o mejor dicho la búsqueda de ella, fue el motor de la gran mayoría de los inmigrantes de todos los credos y las razas que a lo largo de la historia del mundo optaron por el desarraigo para procurar el alimento de sus hijos.

Estos elementos, fueron el disparador que me impulsó a llevar adelante este proyecto –necesariamente incompleto- orientado a explorar en el vínculo establecido entre la mujer y la comida en el marco de esta cultura milenaria.

Para realizar esta galería de retratos de mujeres inmigantes de orígen árabe, o sus descendientes, radicadas en el Noroeste Argentino, le pedí a cada una de ellas que preparara su plato favoritos de la gastronomía árabe, y que pose con él frente a la cámara en un sitio suyo, en la intimidad de su mundo. Y para ratificar esa intimidad y particularidad, les pedí la receta manuscrita del plato escogido, para de este modo referirnos también al valor central que la escritura tiene en el mundo árabe.

Este es mi aporte al proyecto AMRIK producido por el Departamento Cultural de la Cancillería de Brasil para la 1ra Cumbre América del Sur – Países Árabes, , para el cual fuimos invitados un grupo de fotógrafos y fotógrafas de diez países.

Julio Pantoja, Tucumán, Argentina, Abril de 2005


Curaduría: André Vilarón (Brasil) y Juan Travnik (Argentina)
Participantes:
ARGENTINA: Guadalupe Miles (Mendoza), Julio Pantoja (Tucumán, Jujuy, Santiago y Salta) y Pablo Garber (Buenos Aires)
BOLIVIA: Dado Galdieri y Eduardo Quintanilla
BRASIL: Adenor Gondim (Bahía), Bruno Veiga (Río de Janeiro), Lalo de Almeida (Sao Paulo), Marcelo Buainain (Mato Grosso do Sul), Orlando Azevedo (Paraná) y Paula Sampaio (Pará y Amazonas)
CHILE: Rodrigo Gómez-Rovira
COLOMBIA: Jorge Mario Múnera
ECUADOR: Miguel Alvear
PARAGUAY: Jorge Sáenz
PERU: Flavia Gandolfo
URUGUAY: Roberto Schettini
VENEZUELA: Esso Alvarez